Cómo integrar los principios del Feng Shui en el diseño de tejados

Los tejados son los guardianes de nuestros hogares, los centinelas que alejan los elementos y aseguran nuestros refugios. Pero, ¿y si pudieran hacer algo más que proporcionar protección; y si pudieran aprovechar la sabiduría ancestral del Feng Shui para realzar la esencia misma del espacio que cubren? Bienvenido a las sutilezas y el significado de integrar el Feng Shui en el diseño y el material de nuestros tejados, una práctica que no es sólo estética, sino que está profundamente arraigada en la creación de entornos vitales armoniosos y positivos. En este post, exploraremos la interacción dinámica de los tejados y el Feng Shui, y cómo asegurarse de que su punto más alto sea también el pico del flujo de energía positiva en su hogar.

Comprender el Feng Shui en el diseño de cubiertas

Feng Shui se traduce como "viento y agua" y, en esencia, es una práctica que pretende armonizar a las personas con el entorno que las rodea. Un elemento central de este arte milenario es la creencia de que la energía, o "chi", está presente en todos los seres vivos y espacios y que la disposición de los objetos y materiales puede obstruir o facilitar el flujo de esta energía.

El techado en el Feng Shui es mucho más que la forma y el tamaño. Implica la colocación estratégica de materiales para favorecer la circulación óptima del chi, garantizando que los habitantes de un edificio gocen de buena salud, fortuna y bienestar general.

Elegir los materiales adecuados para su tejado Feng Shui

La elección del material del tejado es un factor sustancial en el Feng Shui. Se cree que ciertos materiales atraen y potencian el chi positivo, mientras que otros pueden repelerlo. He aquí algunos materiales de techado populares en el contexto del Feng Shui:

Cubiertas metálicas

En el Feng Shui, el metal se asocia con la claridad, la concentración y el refinamiento. Por esta razón, cubierta metálica Se dice que estos materiales canalizan la forma más pura de energía. Para maximizar estos beneficios, considere un tejado metálico de junta alzada, que significa energía ascendente debido a sus líneas verticales. Es crucial equilibrar este chi fuerte y ascendente con el tipo y el color de metal adecuados que resuenen con los habitantes del edificio.

Baldosas de cerámica y arcilla

Los materiales cerámicos y arcillosos de las tejas son célebres por sus colores terrosos y su efecto de enraizamiento. Los elementos de tierra aportan estabilidad a un hogar, simbolizando protección y seguridad. Las formas tradicionales de las tejas de medio círculo o "barril" se recomiendan por su capacidad para retener y dirigir el chi en un patrón de flujo suave y curvo.

Pizarra natural

La mezcla única de elementos tierra y agua de la pizarra favorece la estabilidad y la tranquilidad. Su superficie lisa favorece el movimiento sin obstáculos del chi. También guarda una conexión con el pasado, lo que puede resonar bien en determinados hogares, sobre todo en los que tienen un significado histórico.

Tejas de madera

La madera conecta un hogar con la naturaleza y encarna el crecimiento y la flexibilidad. Las tejas de cedro, por ejemplo, se alinean con el impulso ascendente del chi, ya que son ligeras y proceden de un árbol que crece alto. Es esencial mantener las tejas de madera adecuadamente, ya que cualquier degradación podría perturbar el chi de la casa con energía negativa.

Compuestos y sintéticos

Los materiales compuestos y sintéticos modernos ofrecen la durabilidad de los metales y la sensación terrosa de la madera sin algunos de sus inconvenientes, como el elevado peso o los requisitos de mantenimiento. Aunque no tienen el significado histórico o cultural de los materiales tradicionales, pueden aportar un enfoque equilibrado del Feng Shui, sobre todo en los diseños contemporáneos.

Formas del tejado y Feng Shui

La forma del tejado también desempeña un papel fundamental en el Feng Shui. La forma ideal del tejado es aquella que favorece el flujo de energía hacia arriba y hacia fuera y no constriñe el chi.

Tejados a dos aguas

Los tejados a dos aguas, que se asemejan a una "V" invertida o a una serie de "V", son un estilo clásico y muy acorde con el Feng Shui. Favorecen el ascenso de la energía y proyectan una sensación de apertura y bienvenida.

Tejados a cuatro aguas

Con todos los lados inclinados hacia abajo, los tejados a cuatro aguas proporcionan energía del suelo y una sensación de estabilidad. Aunque puede que no promuevan el mismo nivel de flujo de energía que los tejados a dos aguas, su pendiente uniforme garantiza un chi equilibrado y es especialmente beneficiosa en zonas propensas a fuertes vientos.

Cubiertas piramidales y en cúpula

Estos techos concentran el chi y pueden ser útiles para zonas específicas de una casa en las que es necesario concentrar la energía, como salas de meditación o espacios de trabajo. Los techos en cúpula, en particular, se han utilizado en muchos contextos espirituales y religiosos para representar una conexión con lo divino.

Cubiertas planas

Los tejados planos se han popularizado en la arquitectura moderna, pero pueden resultar difíciles de integrar con los principios del Feng Shui, ya que pueden estancar el chi. Unos elementos de diseño adecuados, como claraboyas o tejados verdes, son esenciales para fomentar un flujo de energía adecuado cuando se elige un diseño plano.

Dirección y color en los tejados Feng Shui

La orientación del tejado, así como su color, son consideraciones importantes en el Feng Shui. Cada dirección de la brújula corresponde a un elemento y a un conjunto de energías que pueden influir en diversos aspectos de la vida.

  • Techos orientados al norte: Representando el elemento agua y el color azul o negro, un tejado orientado al norte se asocia con una carrera y una trayectoria vital. Favorece el flujo de energía beneficiosa para los esfuerzos laborales.
  • Tejados orientados al sur: El elemento fuego y el color rojo resuenan aquí, promoviendo la fama y el reconocimiento. Un tejado orientado al sur es ideal para encender la pasión y la visibilidad en las propias empresas.
  • Tejados orientados al este y al oeste: El elemento madera y los colores verde y marrón dominan el este y el oeste, respectivamente. Estas direcciones afectan a la familia y a la salud, fomentando el crecimiento y el equilibrio de la energía con la naturaleza.
  • Noroeste y sureste: El elemento metal y los tonos blancos y grises pertenecen al noroeste, influyendo en las personas serviciales y las bendiciones, mientras que el sureste está ligado al elemento madera y los tonos verdes, promoviendo la riqueza y la abundancia.
  • Noreste y suroeste: El elemento tierra y sus colores amarillo y terracota favorecen al noreste, centrado en la educación y la espiritualidad. El suroeste, asociado al elemento tierra y al color marrón, incide en el amor y las relaciones.

Toques finales: Accesorios y acentos

Para armonizar realmente su casa con los principios del Feng Shui, no debe pasar por alto la adición de accesorios y acentos bien pensados a su tejado. Éstos pueden ir desde lo práctico, como las cadenas para la lluvia que proporcionan una forma melodiosa y visualmente atractiva de gestionar la escorrentía a la vez que fomentan el flujo positivo del chi, hasta lo simbólico, como las veletas o los remates decorativos que no sólo decoran sino que también sirven para proteger y atraer energías beneficiosas. Las campanas de viento, colocadas estratégicamente, pueden potenciar el flujo del chi produciendo sonidos suaves y relajantes que fomentan la paz y el bienestar. 

Los paneles solares, más allá de sus beneficios medioambientales, pueden verse como el aprovechamiento del poder del elemento fuego: capturar la energía del sol para alimentar la vitalidad del hogar. Cada uno de estos elementos, cuando se eligen con intención, puede añadir capas de energía y significado al Feng Shui general de su casa, convirtiendo el tejado no sólo en una cubierta protectora, sino en un componente culminante del plano energético de su vivienda.

Integrar los principios del Feng Shui en el diseño de su tejado consiste en reconocer la energía que fluye por su casa y las formas en que la azotea puede canalizar o perturbar ese flujo. Seleccionando los materiales, las formas, las orientaciones y los colores adecuados, puede asegurarse de que su tejado se convierta en un elemento clave para mantener un entorno equilibrado y positivo.

Merece la pena señalar que, aunque el Feng Shui proporciona una lente a través de la cual podemos ver y mejorar nuestros espacios vitales, la intuición personal y los códigos de construcción locales también deberían guiar sus decisiones sobre tejados. Al final, el aspecto más importante del diseño de un tejado -Feng Shui o de otro tipo- es que refleje la esencia y la energía de las personas que lo llaman hogar.

Difunda la positividad 💕

Julianna F.

La filosofía de nuestro blog es sencilla: pensar a lo grande y pensar en positivo. Como dijo una vez Donald Trump, "Va a pensar de todos modos, así que piense a lo grande." La vida es demasiado corta para perder el tiempo con pensamientos negativos que le agobian. Estamos aquí para infundirle un poco de alegría e inspiración con una pizca de astrología, numerología y consejos de vida sana. O, en realidad, ¡cualquier cosa que se nos pase por la cabeza! Síganos en Instagram

8 consejos para organizar su salón Feng Shui

Si desea tener una sala de estar feng shui equilibrada y con energía positiva, ha venido al lugar adecuado. En este artículo, veremos cómo organizar una sala de estar según las antiguas enseñanzas chinas del feng shui, hablaremos de lo que es apropiado o inapropiado colocar en ella y..

Seguir leyendo

Navegación posterior