Cómo dejar ir el pasado y las heridas del pasado

Apenas sabes lo que harás mañana o en el próximo verano, pero lo recuerdas todo de tu pasado. Sigues contando cómo era, recordando dónde estabas, con quién, mientras pierdes la capacidad de disfrutar de este momento tan presente. ¿No es hora de empezar a vivir su vida ahora y aquí?

Cómo dejar ir el pasado y las heridas del pasado

Mi amiga de toda la vida describió esta situación muy acertadamente. Dijo que las personas que siempre están en el pasado tienen un ancla atada a los pies que tira de ellos hacia el fondo y les impide avanzar. Pero no es porque alguien se la haya atado a la pierna. Son ellos los que la han atado y están siempre en un mismo sitio. Y como el ancla tira de ellos hacia abajo y les limita el movimiento, ni siquiera pueden disfrutar de los momentos del presente, o simplemente ignoran el momento presente.

El pasado es un momento que ya ha sucedido. Si ocurrió algo positivo, agradable o feliz, no tiene por qué no pensarlo o recordarlo. De hecho, esos recuerdos aumentan nuestras vibraciones personales. Sin embargo, si sucedió algo negativo o doloroso, aprenda a dejarlo ir y a seguir adelante. Baja sus vibraciones personales, le estresa, le provoca emociones muy negativas y, si vive demasiado tiempo en el pasado, también puede afectar muy negativamente a su salud física.

Darse cuenta del valor de su vida

Evalúe las últimas semanas o meses de su aflicción sobre su pasado. ¿Ha aumentado o disminuido su confianza? ¿Le ayudó en su autodesarrollo y le hizo avanzar? Con toda probabilidad, no le hizo avanzar ni aportó nada positivo a su vida.

Reconozca el valor de su vida y decida para siempre romper con el pasado, que le impide darse cuenta de lo valiosa que es su vida y de lo que realmente se merece. Merece más alegría, felicidad y amor, y liberarse por completo del pasado, que no es más que un simple pasado; algo que no puede cambiar.

Realice un ritual

Otra forma estupenda de dejar ir el pasado es realizar un ritual que le ayude con ello. Siéntese y escríbase una carta. Describa por qué se siente así y por qué quiere hacer un cambio. Al final de esta carta escriba "Dejo ir mi pasado y las heridas del pasado".

Queme esta carta, tírela por la colina o deshágase de ella de cualquier otra forma. Al escribir esta carta y luego deshacerse de ella, también se deshace del apego a su pasado.

Céntrese en lo que puede cambiar en este momento

¿Ha oído alguna vez el viejo dicho "no llores sobre la leche derramada"? Este dicho habla indirectamente de que no debemos llorar o lamentarnos por algo que ha sucedido. Si derrama leche, lo más probable es que no la vuelva a coger del suelo y la ponga en el vaso, sino que se sirva leche nueva.

No se arrepienta de nada de lo que hizo o dejó de hacer en el pasado, porque ésa fue su decisión en aquel momento. No tiene por qué quedarse con una pierna en el pasado y la otra en el futuro porque pasa por alto la belleza del momento presente y se ocupa de algo que no puede cambiar. Acepte el hecho de que no puede cambiar su pasado, pero sí puede cambiar su futuro mediante las acciones que realiza en el presente. Empiece a centrarse en lo que puede cambiar en este momento presente.

Difunda la positividad 💕

Julianna F.

La filosofía de nuestro blog es sencilla: pensar a lo grande y pensar en positivo. Como dijo una vez Donald Trump, "Va a pensar de todos modos, así que piense a lo grande." La vida es demasiado corta para perder el tiempo con pensamientos negativos que le agobian. Estamos aquí para infundirle un poco de alegría e inspiración con una pizca de astrología, numerología y consejos de vida sana. O, en realidad, ¡cualquier cosa que se nos pase por la cabeza! Síganos en Instagram

Seguir leyendo

Navegación posterior