Cómo la limerencia imita el TOC: El lado oscuro del enamoramiento

¿es ocd la limerencia?

¿Alguna vez se ha enamorado loca y profundamente de alguien hasta el punto de la obsesión? ¿Donde no puede dejar de pensar en ellos, comprueba constantemente si hay mensajes en su teléfono y siente una intensa ansiedad cuando están separados? Este estado embriagador se conoce como limerencia, y puede parecerse mucho a padecer un trastorno obsesivo-compulsivo.

El subidón de dopamina y norepinefrina en su cerebro crea un bucle adictivo de pensamientos sobre el objeto de su afecto. Antes de que se dé cuenta, la limerencia ha secuestrado su mente y su vida. El subidón es increíble, pero los bajones pueden ser debilitantes. Pero, ¿cuándo esta locura de amor cruza la línea y se convierte en una obsesión malsana? La verdad puede sorprenderle.

¿Es Limerence un TOC?

Aunque la limerencia y el TOC comparten algunas similitudes, son afecciones diferentes. La limerencia se refiere a un enamoramiento romántico obsesivo con una persona específica, mientras que el TOC implica pensamientos no deseados e intrusivos que desencadenan ansiedad y comportamientos compulsivos.

Aunque las personas con limerencia pueden experimentar pensamientos obsesivos sobre su enamoramiento o sobre alguien que les gusta, suelen centrarse en fantasear con estar con esa persona. Por el contrario, las obsesiones del TOC son pensamientos no deseados sobre amenazas, peligros, contaminación o la necesidad de simetría y orden.

Limerence - El enamoramiento obsesivo

La limerencia es un enamoramiento obsesivo, un estado involuntario de intenso deseo romántico por otra persona. Si alguna vez ha estado "locamente enamorado", ha experimentado la limerencia.

El término fue acuñado en 1979 por la psicóloga Dorothy Tennov para describir una atracción romántica obsesiva que implica pensar de forma intrusiva en el objeto limerente - la persona que se desea. Las personas en estado de limerencia se obsesionan con el objeto limerente constantemente - mientras están despiertas o incluso soñando. Los pensamientos se centran en esperanzas, preocupaciones y temores relacionados con la relación.

La limerencia también implica una sensibilidad extrema a cualquier acto, pensamiento o condición que pueda interpretarse favorablemente: una palabra o una mirada amable pueden elevarle a cotas de euforia. Por el contrario, cualquier rechazo percibido puede sumirle en la desesperación. De este modo, el estado emocional es muy paralelo al ciclo obsesivo-compulsivo de rumiación y ansiedad que define al TOC.

Otros signos de limerencia incluyen:

  • síntomas físicos como aceleración del ritmo cardíaco, temblores y rubor
  • atención intensamente centrada en los intereses y actividades del objeto liminar
  • un impulso incontrolable de obtener su afecto y aprobación
  • una intensidad general de sentimientos que deja el juicio objetivo deteriorado

La limerencia es un estado temporal para la mayoría, que dura de unos meses a unos años. Sí, puede ser agradable en pequeñas dosis, pero la limerencia puede volverse problemática si no es correspondida o cuando empieza a interferir con el trabajo, las relaciones, la salud y la vida cotidiana.

Los pensamientos y comportamientos limerentes reflejan los síntomas del TOC

Cuando está limerente, sus pensamientos y comportamientos empiezan a reflejar los síntomas del trastorno obsesivo-compulsivo. Se fija y obsesiona con el objeto de su limerencia, pensando constantemente en él y luchando por redirigir su mente a cualquier otra cosa.

Sus fantasías limerentes toman el control, reproduciendo escenarios con su LO en un bucle sin fin. Usted agoniza sobre cada pequeño detalle de sus interacciones, analizando lo que dijeron o hicieron y lo que podría significar. Estos pensamientos intrusivos invaden su mente de forma aleatoria y frecuente, perturbando sus actividades diarias y su concentración.

También adopta comportamientos compulsivos para satisfacer su ansia de limerencia, como pasar en coche por su casa o lugar de trabajo por si acaso los ve, aunque sea por un fugaz segundo. Revisa incesantemente sus perfiles en las redes sociales en busca de cualquier pista sobre su vida o de nuevas fotos con las que pueda desmayarse.

Algunos limerentes incluso se involucran en compulsiones más extremas, enviando regalos o presentándose sin ser invitados, todo ello en un intento de ganarse el afecto o la validación de su AM de alguna manera. Estos patrones de pensamiento y comportamientos malsanos imitan las obsesiones y compulsiones experimentadas con el TOC, atrapándole en un ciclo del que es difícil liberarse por sí mismo.

Al igual que el TOC, la limerencia puede tratarse con terapia y un esfuerzo consciente para modificar pensamientos y comportamientos.

Cómo romper el ciclo del TOC

Para liberarse de las garras obsesivas de la limerencia, necesita hacer un esfuerzo consciente para cambiar su mentalidad y sus hábitos. He aquí algunos consejos que le ayudarán a hacer frente a la limerencia y a empezar a seguir adelante:

Evite el contacto

Cuanto menos vea o interactúe con su objeto limerente, más débil se volverá su limerencia. Deje de llamarles, enviarles mensajes de texto o acosarles en las redes sociales. Fuera de su vista, fuera de su mente.

Desafiar los pensamientos distorsionados

Fíjese en las fantasías e idealizaciones exageradas que tiene sobre esa persona. Intente verlos de forma más realista centrándose en sus defectos e imperfecciones. Recuérdese a sí mismo la realidad de la situación y lo improbable que es que sus sentimientos sean correspondidos.

Redirija sus pensamientos

Cuando los pensamientos sobre esa persona se cuelen en su mente, redirija su mente hacia otra cosa. Haga algo de ejercicio como yoga o salga a pasear. Llame a un amigo. Dedíquese a un pasatiempo o actividad agradable para aleje su mente de la obsesión.

Valórese

No deje que su autoestima dependa de ganarse el afecto de otra persona. Trabaje para aceptarse tal como es y tener confianza en sí misma desde dentro. Persiga sus propios intereses y dedíquese al cuidado de sí misma. Cuanto más fuerte se sienta en sí misma, menos poder dará a la limerencia.

Déle tiempo

La limerencia suele ser temporal, aunque ahora no lo parezca. La intensidad se desvanecerá con el paso de las semanas y los meses. Evite actuar por impulso y mantenga la paciencia. Manténgase comprometida a superar su limerencia - se curará y seguirá adelante para encontrar una relación sana.

También hay que tener cuidado de no mezclar llama gemela vs limerencia. No son lo mismo en absoluto. Una llama gemela es una conexión del alma con alguien que es básicamente su otra mitad. La limerencia, por otro lado, es sólo un enamoramiento intenso o una obsesión por alguien. Se trata más bien de proyectar sus deseos en ellos en lugar de verlos como realmente son. Así que no vaya pensando que todo sentimiento fuerte que tenga por alguien significa que es su llama gemela y que merece la pena esperar por él.

Notas finales

Si está locamente enamorada y no puede dejar de pensar en esa persona especial, probablemente se trate de limerencia. Aunque pueda parecerle lo más maravilloso del mundo, la limerencia puede ser una obsesión malsana que se apodere de su vida. La rumiación constante, la ansiedad y la necesidad de reciprocidad son signos de que la limerencia tiene mucho en común con el TOC.

La limerencia suele desvanecerse con el tiempo, a medida que el subidón de la "droga del amor" desaparece y se instala la realidad. Hasta entonces, intente mantener sus relaciones, aficiones y rutinas diarias. Busque asesoramiento si la limerencia está perturbando su vida. El amor puede parecer una locura, pero el amor verdadero se construye lentamente sobre una base de cuidado, confianza y respeto mutuos.

La limerencia es una locura temporal: ¡disfrute del viaje, pero no se pierda por el camino!

Difunda la positividad 💕

Julianna F.

La filosofía de nuestro blog es sencilla: pensar a lo grande y pensar en positivo. Como dijo una vez Donald Trump, "Va a pensar de todos modos, así que piense a lo grande." La vida es demasiado corta para perder el tiempo con pensamientos negativos que le agobian. Estamos aquí para infundirle un poco de alegría e inspiración con una pizca de astrología, numerología y consejos de vida sana. O, en realidad, ¡cualquier cosa que se nos pase por la cabeza! Síganos en Instagram

Seguir leyendo

Navegación posterior